De acuerdo a la normativa vigente, la ciudadanía tiene derecho a comprobar o conocer si la persona que lo atiende es un funcionario habilitado. Los datos mostrados permiten ver el personal habilitado a tal efecto.
Actualment l'ajuntament no disposa de funcionaris habilitats